Tipos de astilladoras y sus ventajas

Las astilladoras son prácticas máquinas de potencia variable que permiten el corte, astillado o incluso el rajado de troncos y maderas, minimizando el esfuerzo y ahorrando tiempo. 

Resultan imprescindibles en labores forestales y en numerosos trabajos relacionados con la industria maderera. También son adecuadas para un uso doméstico, especialmente a la hora de astillar troncos para obtener leña de la manera más rápida, segura y cómoda posible.

Los actuales equipos para astillar se incluyen en el conjunto de la maquinaria forestal y de jardinería esencial en múltiples tareas y tienes una amplia gama de astilladoras entre las que elegir el modelo que mejor se adapte al uso previsto. 

Aquí en Machine Planet queremos darte a conocer los distintos tipos de astilladoras que tienes a tu alcance, desvelándote todas las claves de su funcionamiento y dándote a conocer las prestaciones, ventajas e inconvenientes de cada tipo de astilladora, para que, así, aciertes en tu elección.

El mecanismo de una astilladora

Cortar y convertir en astillas incluso pesados troncos de gran volumen, de manera eficiente y sin correr riesgos de golpes por rebote o cortes accidentales, es la función de una astilladora. 

Se trata de una máquina de fácil uso, porque funciona mediante un sistema hidráulico que ejerce su fuerza o presión impulsado por la potencia determinada que le proporciona un motor eléctrico o a gasolina (aunque también puedes encontrar astilladoras manuales de prestaciones limitadas).

Cualquier astilladora cuentan con un potente y afilado elemento de corte metálico, la cuña, que, gracias a la presión que ejerce sobre ella el pistón o cilindro hidráulico, consigue penetrar en el tronco longitudinalmente, hasta partirlo una y otra vez hasta lograr el astillado de las dimensiones deseadas. 

Según necesites un modelo de uso doméstico o profesional, la potencia de la astilladora, expresada en toneladas de presión, será el elemento clave a la hora de elegir un equipo u otro, sabiendo que de ella depende la rapidez y la precisión en el corte.

Ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de astilladoras

Astilladoras manuales

Son herramientas muy básicas, pero que pueden ser una solución cuando se necesita partir solo unos pocos troncos, no muy gruesos y de manera esporádica. 

En este caso, la fuerza de empuje del pistón la ejerce el usuario que, una vez fijado el tronco, deberá colocarlo en la posición inicial y lanzarlo hacia abajo para, así, realizar el corte.

Ventajas e inconvenientes

Como ventajas hay que destacar que son herramientas útiles y especialmente ligeras, algo que permite su fácil transporte y almacenamiento una vez finalizado el trabajo. 

Además, son económicas y, prácticamente, no requieren más mantenimiento que el afilado periódico de la cuña.

Como contras hay que señalar que una astilladora manual tiene prestaciones muy limitadas por el esfuerzo físico que implica su uso. 

Con ella, el astillado es más cómodo que con hacha, pero sigue siendo costoso. 

Con una astilladora manual el tipo de troncos que pueden llegar a partirse es limitado en cuanto a grosor y dureza.

Astilladoras eléctricas

Son máquinas eficientes que ofrecen un excelente rendimiento especialmente en un uso doméstico. 

Cuentan con un motor monofásico o trifásico que funciona por corriente eléctrica, por lo que necesitan estar conectadas mediante cable a la correspondiente toma. Dependiendo de los distintos modelos, la potencia de las astilladoras eléctricas suele oscilar entre las 7 y las 12 toneladas de presión, más que suficiente para astillar con facilidad y comodidad maderas no excesivamente duras.

Ventajas e inconveniente

Son muchas las ventajas que ofrecen las actuales astilladoras eléctricas. 

Son equipos ligeros y manejables, ecológicos (no emiten gases), seguros y de mantenimiento mínimo

Se encuentran disponibles en una amplia gama de modelos, desde los más pequeños, que permiten hacer leña pequeños troncos, hasta máquinas que pueden tronzar maderas de una longitud incluso superior a los 50 cm con rapidez y eficacia. 

Como principal desventaja, hay que señalar la necesidad de estar conectada a una toma de corriente, por lo que no siempre es posible su uso en exteriores si no se cuenta con un enchufe próximo. 

Además, en maderas especialmente duras, como la encina, el tejo o el olivo, pueden no alcanzar la efectividad deseada.

Astilladoras de gasolina

Son las más potentes, rápidas y eficaces. Admiten tanto un uso doméstico como profesional y los modelos más avanzados pueden prácticamente con cualquier tronco, independientemente de su grosor o dureza. 

Cuentan con motores de 4 tiempos, de alta cilindrada, capaces de proporcionar una presión de 35 toneladas o incluso más de 50 en los equipos profesionales. 

La mayoría permite trabajar a distintas velocidades (generalmente dos) para adaptarse a cada posible trabajo..

Ventajas e inconvenientes

Las astilladoras a gasolina son máquinas poderosas, veloces y de óptimo rendimiento

Cortan con precisión y cuentan con todos los elementos necesarios para garantizar la seguridad. 

Además, el hecho de funcionar con combustible les dota de total autonomía, por lo que son las más utilizadas en las labores forestales. 

Como desventajas hay que recordar que su motor de combustión exige un uso exterior o en interiores siempre contando con la imprescindible ventilación

Su coste suele ser algo superior al de las astilladoras eléctricas y requiere algo más de mantenimiento para conservar el motor en perfecto estado.

Astilladoras para tractor

Son máquinas robustas que pueden cortar maderas voluminosas y duras o incluso nudosas sin problemas. Funcionan con motores de gasolina con toma de fuerza al tractor. 

Son las adecuadas para el trabajo forestal en grandes extensiones.

¿Corte horizontal o vertical?

Es un aspecto importante que hay que valorar a la hora de comprar una astilladora. Las astilladoras pueden trabajar en posición de corte vertical u horizontal Los dos tipos de corte resultan igualmente eficaces y elegir uno u otro depende, sobre todo, del trabajo concreto que quieras realizar y de las preferencias personales respecto a la comodidad. Los pros y contras de las astilladoras con corte horizontal o vertical pueden resumirse en:

  • Las astilladoras verticales son generalmente más pequeñas y manejables y resultan especialmente recomendables cuando, además de astillar, se necesita rajar completamente un tronco (hasta el suelo) para partirlo en dos mitades u obtener listones.
  • Las astilladoras de corte horizontal son más voluminosas y pesadas, pero suelen ser las más potentes. Admiten trabajar con grandes y resistentes maderas con total seguridad por la estabilidad que mantienen durante el corte.
  • Las mejores astilladoras, por ser las más completas y versátiles, son aquellas que admiten el corte tanto en vertical como en horizontal e incluso en oblicuo.

Ventajas extra con las que pueden contar las astilladoras

A la hora de adquirir una máquina de astillar hay que observar las características de cada equipo, valorando sus características y las prestaciones que pueden suponer ventajas adicionales como:

  • Estructura y chasis reforzado que proporcionan mayor durabilidad y estabilidad a la astilladora.
  • Longitudes de corte, es decir, la variedad opciones, en cuanto a la longitud y al grosor de las maderas con las que la astilladora resulta eficaz.
  • Velocidad de trabajo y posibilidad de adaptarla a cada necesidad
  • Opción de rajado de troncos hasta el suelo, importante a la hora obtener listones de tamaño determinado.

Remolque. Las astilladoras con remolque o con posibilidad de tenerlo, pueden ser especialmente interesantes para facilitar su transporte y movilidad.